Suavemente verde. Fieramente blanco. II

1977460_10201703237571142_16144533_n

Qué ves cuando miras al río, el agua o tu reflejo, o la corriente acariciando tu pupila, abrazando tus huesos en su regazo.

Y hay suelos de otro lugar en la orilla, que la marea trajo consigo, que huelen a mar, pero se saben río.